domingo, 15 de noviembre de 2009

DOMINGOLOCO

Hay cosas que son de locos o curiosas si se quiere para hacerle precio.
Resulta que vivo en un edificio de tres pisos, sin ascensor y sin portero eléctrico, solamente un timbre desde el zaguán (si en canada los edificios tienen zaguán, o al menos es como yo sé decirle)y otro timbre en la puerta del apto.
Hoy estaba cómodamente haciéndo no se que, pero es domingo o que puedo disponer del día como se me de la gana.
Suena el timbre a una hora no apropiada o normal, además nadie llamó para avisar que venía, así que lo hallé raro al hecho pero igual accioné el interruptor de la puerta de entrada al edificio.
Esperé unos momentos mientras me vestía y suena tímidamente el timbre del apto.
Cuando abro la puerta y me encuentro charlando con dos testigos de Jehová, en mi puerta de mi apto en Montréal, me pareció surrealista quizás hasta vanguardistea si se quiere. Además el portavoz de la palabra de Dios, fué directamente a mi apto a hablarme en espaniol y yo lo recibí en inglés!? Pues hasata hora me sigue pareciendo raro.
Cuando vivía en Uruguay, pues yo les atendía y charlábamos de esto y lo otro, mi puerta daba hacia la calle y cualquiera podía tocar en ella, nunca me escondí ni les negué el derecho de expresar sus convicciones y sentimientos si se daba el caso.
Pero ya, que llegues a mi apto hablando en espaniol cunado no se usa en Montréal y que me prediques en mi puerta de losproblemas que azotana a américa latina, bueno lo considero un episodio fuerte para un domingo que las pintaba como ordinario.
Sospechoso? bueno un poco.
Cosas que tiene Canadá? no los sé.
A paartir de ahora solo atiendo previa cita telefónica.

2 comentarios:

Manolito dijo...

Leo, esto de los testigos de Jehova es cosa corriente tambien aca y a nosotros nos paso exactamente lo mismo cuando recien llegamos. Con el tiempo me arte de ellos y su constante interferencia con nuestras vidas - aun sin invitacion - y su constante presion por meterse en la casa a hablar de sus asuntos - que nosotros no compartimos - y asi un dia les dije exactamente lo que pensaba y por milagro dejaron de venir.

Fran y Romi en Canada dijo...

Jajajaja, y nosotros que pensábamos caerles de sorpresaaa!!! ajajja.

Fran y Romi ; )